miércoles, 14 de agosto de 2013

Todo tiene su final (Punto y... ¿aparte?)

Hola a todos los fans y seguidores mundiales de STPYP!!

¿Cuántas veces he escrito ese saludo inicial que con tanto cariño y con ánimo de reirme de mí mismo ponía en cada entrada? Desde el 6 de mayo de 2008, han sido cientos de entradas, de historias que os he contado, de vivencias, de experiencias, de penas y alegrías, de buenos y malos momentos, de ilusiones, de sueños conseguidos y por conseguir... En definitiva, de contaros un poquito de mí mismo, y compartirlo con quien quisiera recogerlo, sin más intención de más nada, sólo de tener un punto de encuentro de buen rollo y sobre todo, de hacer grandes amigos como he hecho en estos más de cinco años de vida de este blog. Porque sí, amiguetes, este post es una despedida, un digno final para un enfermo terminal, que pedía a gritos un punto, que de momento, no sé si será final, o aparte. En estos años, he hecho 1 Ironman, 4 Half Ironman, 4 maratones (todos por debajo de 3:50), innumerables Medias maratones, triatlones de todo tipo, duatlones, travesías, carreras populares, rutas ciclistas, etcétera. No ha estado mal.

¿Los motivos? Pues hay muchos, pero desde que el año pasado conseguí mi gran sueño de ser finisher en un Ironman, estaba visto para sentencia. En realidad, este blog ha sido un cuaderno de bitácora, en el que un capitán ha guiado a su navío por cien mares hasta conseguir su sueño, y una vez conseguido, cual Ulises, hay que reconquistar tu propio reino y terminar lo que, para mí y espero que para vosotros, ha sido una bonita historia de superación personal. Hay muchos más motivos, por supuesto, pero ese es el esencial.

¿Y estos últimos meses? Pues, como muchos sabéis, sigo entrenando, y sigo dándole duro, no es que me haya retirado, pero también hago muchas más cosas, como organizar pruebas deportivas, que es algo que me está gustando mucho, aunque no sea el momento más propicio -por la crisis- para una empresa así. Es duro, pero hay que salir con fuerzas renovadas cada día, no voy a rendirme.

Y poco más, amiguetes, que todos sabéis donde encontrarme y que siempre tendré una mano abierta para quien necesite mi ayuda en lo que sea. Ha sido un verdadero honor poder conocer a tanta buena gente como he conocido, sería injusto que os nombrara porque siempre me dejaría a alguno atrás. Lo que he aprendido, me lo llevo hacia adelante, lo poco que hayais aprendido de mí en este blog, espero que os sea de provecho. No borraré las entradas, si a alguien le puede servir, bienvenido sea.

En fin, un fuerte abrazo a todos y GRACIAS, así en mayúsculas. Hoy cierro un gran capítulo de mi vida reciente, y me despido, con un poco de pena, la verdad, estos años han pasado volando aunque serán bonitos de recordar. Como dije antes, lo mismo es un punto y aparte, pero de momento, tengo que dejarlo en un punto y final.

Tenéis un amigo en Dos Hermanas (Sevilla - España). Mi correo para cualquier duda o ayuda que os pueda dar es rccosano@gmail.com