miércoles, 5 de septiembre de 2012

STPYP en modo reseteado... GO! (Triatlón de Rota 2012)


Hola amiguetes, seguidores y fans de STPYP!!!

Después de un tiempo de reflexión, de reponer las pilas y de ánimo de renovación, vuelvo a escribir en este -vuestro- blog después de más de 2 meses de no hacerlo. Hay veces en que uno necesita contar cosas, decirlas al viento, en las que tienes ganas de ser escuchado... Pero hay otras en las que uno tiene que pensar hacia donde va, que es lo que quiere y si realmente tiene algo importante que decir. Para escribir sandeces, o para escribir dos líneas mal escritas faltándole el respeto a los que siguen el blog, mejor no escribir y callar... Es un gran consejo ese que dice que cuando no hay nada que decir lo mejor es callarse.

Pero bueno, que no haya tenido nada que contar no quiere decir que no haya hecho nada estos últimos meses... Ha habido muchos entrenos espectaculares, compartidos con muchos y buenos amiguetes, incluso una segunda edición de Tri-training Camp, esta vez en Rincón de La Victoria (Málaga), participando varios amiguetes en una travesía a nado y echando un día espectacular... Los que me siguen en Facebook, saben de lo que hablo... Vamos, que han pasado muchas cosas, y sobre todo, puedo extraer que voy volviendo poco a poco a las andadas, a coger una buena forma, y a volver a entrenar con rigor, gracias como no, a mi entrenador Nacho Jaén, que tanto me ayuda.

En fin, lo último fue el domingo pasado, en Rota, mi segunda participación en el Triatlón Sprint (¿?) Villa de Rota, con distancias un poco raras, 1.250 de natación, 19 de bici y 5 kms a pie, que ya dice bastante de lo rara que fue la organización de este triatlón, que ha sido el primero que he hecho después de mi primer Ironman en Salou. Pero, mejor paso a contaros con más detalle...

1.- Prolegómenos

Fue un finde raro, porque empezaba el viernes con un dolor de muela del juicio bestial, pasando el sábado por un mal día de, llamémoslo, "desajustes intestinales", para amanecer de buen rollo el domingo, guay, aunque el cuerpo pidiera cama más que hacer un triatlón, por muy corto que fuera.

Como siempre, antes de la salida, saludos a muchos amiguetes, como a Luismi, al que veis arriba conmigo, un buen tío que se está superando a pasos agigantados, y que se merece mejorar por lo que está luchando. También saludé a mis compis del Club Camaleón -que buena familia formamos- y otros amigos como mi compadre David "Matraca" y su familia al completo, con los que compartí un magnífico día... O también a Charlie, a Oscar Tricaletero, a Íñigo Vicente, a Alejandro y a otros muchos más... Es algo que me encanta de estas pruebas, el buen rollo y compañerismo que se respira.

Pues nada, ¡al agua, patos!


2. Natación (1.250 metros).

Magnífica mañana para nadar, el mar era un plato, y no había ni viento, ni olas ni corrientes raras... Pero claro, llegó la (des)organización a joderlo todo... De momento, asistíamos mientras calentábamos incrédulos a la puesta de boyas, que parecía que se iba a celebrar un olímpico en vez de un sprint, la distancia era brutal, no hacía falta un GPS para darse cuenta de ello... Y luego dicen que permiten a todo el mundo neopreno... ¿En base a qué? La temperatura del agua era cálida, no tenía sentido... Más bien parecía como si los gallitos que participaban hubieran querido llevarlo y no había más que hablar, así, evidentemente, los que lo llevaban, y encima para tanta distancia, tenían mucha ventaja sobre el resto. Aún así, paso de historias y voy a mi rollo, esta vez pensaba ser valiente y meterme en todo el "fregao". Buena serie para llegar a la primera boya, metido en medio de toda la peña y luego un par de giros para enfilar la playa de vuelta, siempre rodeado de gente... Jo, para mí, eso de ir en medio es un triunfo.

Llego a la orilla en 25 minutos, que me extrañan algo pero miro que estoy en medio, y me voy más conforme a recorrer los 500 metros que me separan de mi bici, que coñazo de transición. La verdad es que nadé a gusto, concentrado y acabé contento y satisfecho. Al final, salía con mi bici en 29 y pico, bueno, el 220 de 375, pienso que voy mejorando.

3. - Ciclismo(19 kms)

Como el año anterior, no pude pillar grupo alguno, el circuito es técnico, con zonas de adoquines y rotondas, lo que le viene fatal a mi falta de agallas sobre la bici, si encima me pasa factura la deshidratación de día anterior (os podéis imaginar, no quiero ser escatológico), pues me veo mal, muy mal. Cada vez que me ponía de pie a pedalear, veía las estrellas, sentía calambres y pinchazos en los cuadriceps, pero había que levantarse y no lamentar nada, no me gustan las excusas baratas, es algo que odio en la práctica del deporte, y sólo me queda aprender y ya está. Así que di todo lo que tenía, pero era poquito, y siempre quedaba reservar algo si no quería morir en los 5 kms a pie. Tiré de casta y a hacer una media digna, rodando todo lo que podía sin cambiar de ritmo, que me mataba literalmente.

Al final, 35 minutos, en el mismo circuíto del año anterior, no está mal pero me deja insatisfecho, la verdad, me decepciona un poco hacer 1 minuto más que en 2011, con todo lo que llevo mejorado, pero es lo que hay y no hay que poner excusas ni pegas, a mejorar en la próxima y ya esta.

4. - Carrera a pie (5 kms)

A diferencia del año pasado, este circuito sí que mide 5 kms, así que en eso sí que han mejorado, aunque sea horrible el recorrido (¡con lo bonito que es Rota!), con bucles, vueltas y rotondas, puffff, que rollazo. Pero bueno, se supone que es mi mejor segmento y la verdad es que las sensaciones fueron mejores que en bici. Como otras veces, todo el rato adelantando a gente, me siento más cómodo en este sector que empezando a correr desde cero... Incluso unos metrillos más me hubieran dado lugar a avanzar todavía más, me supo a poco, pero es lo que hay, mi motorcito diesel pide kilómetros... Jejeje.

Al llegar a meta, de nuevo, como el año pasado que entro con mi peque, pero este año se añade la hija de David "Matraca", Candela... ¡Qué risas echamos! Entramos cogidos de las mano, los tres gritando "campeones, campeones, oeoeoeeee..." y muertos de la risa, con todo el mundo aplaudiendo... A algo así, no hay medalla ni puesto de honor que se le pueda comparar, en eso soy un tío muy afortunado. Ciertamente, ver las carillas de las peques al entrar, te pone la carne de gallina, merece la pena verlas.

Entrada en meta, en 1:27, no era lo que esperaba, pero bueno, está bastante bien después de todo, a mí es algo que no me va a quitar la sonrisa.

5. - PostTriatlón


Después, recogida de bici y para la casa del Matraca a comer con las familias y pasar un rato estupendo, como siempre, este tío es un superclase en todos los sentidos, es uno de mis mejores amigos, sin duda... Siempre estoy en deuda con él.

En fin, un estupendo día, como no, del que disfruté y del que he aprendido muchas cosas. Toca seguir mejorando y seguir avanzando, como siempre.


De momento, esto es todo, no tengo nada claro próximos objetivos a corto plazo, como mucho mejorar marcas en carreras a pie y mejorar como ciclista, en lo que ya estoy manos a la obra con mi mister... Seguramente, 2013 venga con la maratón de Sevilla y posiblemente los 101, pero este año que viene toca no dar el coñazo a mi familia con tanto Ironman, en 2014 será otro cantar.... Jejeje ;) Mi mujer, desde luego, tiene el cielo ganado, es una santa.

Ah! Antes de despedirme, mi coach Nacho Jaén, ha sacado esta serie de camisetas técnicas chulísimas estilo 100% STPYP!! Y de la marca lider Taymory, por sólo 10 €... Yo ya he pedido la mía, quien quiera una que se ponga en contacto conmigo o con el propio Nacho, en el correo nacho@nachojaen.com... ENJoY Coaching!

No os quedéis sin ella!

Abrazos y besos para todos!