domingo, 27 de mayo de 2012

A 7 días de mi primer Ironman


Hola a todos los fans y seguidores de STPYP!!!

¡Cuánto tiempo sin escribir! Jo, más de un mes, no me lo perdono... Han sido tantos entrenamientos, tantas experiencias, tantos kilómetros, tantas dificultades, tanto sudor, tanto esfuerzo, tanto sufrimiento, tanta diversión... Tanto, que me resultaría imposible resumiros todo lo que he hecho en estas semanas desde que fui finisher en el Triatlón Half Ican Marbella. Más de mí, no puedo dar, ha sido un continuo goteo de entrenamientos de todo, y ahora, por fin, encaro la recta final, la última semana antes de estar en la línea de salida de mi primer Ironman, que es ya en sí un verdadero triunfo personal... Si soy capaz de llegar a ser finisher, entonces más que triunfo eso será la bomba. Se me pone la piel de gallina de sólo pensarlo, los ojos se me empañan, estoy verdaderamente emocionado y nervioso por el gran día, la culminación de mi gran sueño deportivo desde hace muchos años, no sé la de veces que me imaginaba consiguiendo realizar una gesta así y ahora que se acerca el momento, lo estoy saboreando con una gran intensidad, viviendo conscientemente cada momento que pasa.

En estas semanas, retomando el hilo inicial, parece que ha pasado más tiempo del que en realidad ha pasado, aunque se me haya pasado volando. La meteorología también ha influido en eso, ya que por aquí hemos tenido días de lluvia y frío invernal a días de verdadera calor de más de cuarenta grados. Menos mal que cada vez tenemos más horas de luz, porque se me quedaban cortas las horas del día para hacer todo lo que tenía que hacer... Supongo que comprenderéis mi ausencia bloguera, encima, actualizando facebook a diario, aún es más difícil.

Hace unas dos o tres semanas, fue lo más duro, semanas de más de 18 horas de entrenamiento cruzado, con la señal casi perenne en las cuencas de los ojos de las gafas de nadar, con el moreno en los brazos a capas del sol, desgastando zapas a ritmo endemoniado. Mucha tela. Ha habido días de querer abandonar, otros de subidón, otros de indiferencia, otros de cansancio (estos los más), pero siempre tenía ganas de seguir luchando al final, porque quiero sentir ese momento de ser finisher, quiero ver a donde soy capaz de llevar a mi cuerpo y a mi mente, tengo ganas de explorar mis límites y mis limitaciones, pero también de sacar a flote mis virtudes y mis mejores capacidades, que son pocas por cierto.

Al día de hoy se corresponde la foto de cabecera, una ruta tranquilísima, con cervecita post-ruta entre buenos amigos, con la tranquilidad de haber hecho los deberes y de que el cuerpo ya debe de empezar a descansar de verdad para que llegue a tope para la batalla final. Mi mente, hace tiempo ya que está preparada, forjada bajo el sufrimiento, indomable, rebelde y aislada del desaliento, después de tantas horas luchando bajo el sol de mi Andalucía. Ahora llega el momento, y aunque sé que no estoy solo, en esta batalla quiero estar cara a cara frente a mis miedos y a mis fobias, frente a mis dudas y mis límites... Tengo que hacerlo solo, es mi momento y no puedo rendirme, no voy a rendirme.

A la hora que escribo estas líneas, dentro de una semana, posiblemente no haya llegado a meta aún, pero sé que tú que me has leído desde hace años, desde que empezaba a volver a hacer deporte, cuando esto para mí era un sueño inalcanzable, sé que estarás ahí detrás de la pantalla con ganas de saber como me fue, apoyando mis locuras y escribiendo esas palabras de cariño que después de tanto tiempo sigues poniendo cada vez que escribo una entrada. El cariño y la amistad de muchos de vosotros, siempre lo tengo presente en cada reto, espero que esta vez me sigáis mandando buenas vibraciones. Pero también agradezco la visita del visitante esporádico que se atreve a leer un tocho así, o del que me pregunta y no vuelve más o del que llega a esta casa buscando otras cosas por la red. Todos sois bienvenidos y a todos os debo parte de este instante que estoy viviendo.

Nada más, amigos, las cartas están echadas, no hay más que decir, sólo lo de siempre, que pienso darlo todo y a sacar mi mejor sonrisa, que al fin y al cabo es de lo que se tiene que tratar un hobby, de disfrutar y de hacer felices a los que te rodean y a ti mismo.

Un abrazo para todos!! Y al líoooooooooooooooooo,!! :)

PD: "Soy una ROCA. No me pienso rendir", ese será mi mantra para el gran día.... Me gusta! ;)