jueves, 23 de febrero de 2012

XXVIII Maraton Ciudad de Sevilla: ¡Y ya van tres!


Hola a todos los amiguetes y seguidores de STPYP!!!

Pues sí, amiguetes, ya van tres maratones de Sevilla en mis piernas -como pasa el tiempo- y una vez más, vuelvo a bajar mi marca personal en la distancia, dejándola en 3:43:40, arañando unos segundillos la del año pasado... Aunque no pienso engañaros, no era la esperada, sobre todo si pensamos que llegado el km 39 iba para rondar el 3:36, pero al fin experimenté lo que es el muro o el hombre del mazo, y la verdad es que hubo hundimiento final grande, algo que no esperaba pero que todo maratoniano debe de tener en cuenta que puede llegar en algún momento. Aún así, no estoy triste -aunque fue menos celebrado que los otros dos ciertamente-, pero tampoco eufórico, sólo me queda el regustillo de haber luchado, haberlo dado todo y haber llegado a la meta como un luchador, porque... ¿Quien dijo que esto de hacer maratones era fácil?

Vayamos por partes...

1.- La previa.


Bonito sábado que pasamos en El Fuerte de Isla Mágica... Yo ya había recogido mi dorsal el día antes y tras una mañana tranquilita y descansando en casa, fuimos a la comida de la pasta que organiza el IMD previo al maratón... ¡Gratis para mí, para mi mujer y para la peque! Está genial. La comida no es de Ferrán Adriá, pero, por lo que vale la inscripción no se puede pedir más... Además, bolsa del corredor con prendas de calidad, y muchas atenciones más, por algo es la mejor de España.

Allí pude pasar un rato agradabilísimo con algunos de mis grandes amigos: Javi Sierra, Antonio Vega, David "Matraca", Abuelo Runner, Oscar Tricaletero, Charlie, Pepe Trianón, y muchísimos más (espero que no se moleste nadie, la lista sería eterna), con los que tuve el gusto de charlar sobre nuestras aficiones en común, gente buena de verdad.

Después de la comida, pues para casa y a terminar de prepararlo todo para el día siguiente, ya sabéis la liturgia que rodea al maratón, es como velar armas para un guerrero.

Los hidratos de los últimos días, ya empezaban a salir hasta por las orejas.


2.- La carrera.


A las 8:00 de la mañana habíamos quedado mi gran amigo Antonio "Er Grande", mi compi de aventuras deportivas este año para ir para el estadio de La Cartuja... Ya desayunados y con todos los "deberes" hechos, ya me entendéis, que no quiero ser escatológico. Después de un atasco impresionante para acceder al estadio, llegamos con tiempo pero no con el que esperábamos, quedaba sólo media hora para empezar y empezamos a estresarnos un pelín.

Así, que sin tiempo para mucho, cambiarnos y salir pitando, últimas necesidades fisiológicas y a calentar. La temperatura perfecta, fresquita, pero se preveía que el Lorenzo iba a pegar de lo lindo.


Comienzo un poco agobiante, con mucha más gente que en años anteriores y el típico embudo en la salida del estadio, un poco pesada. Son las cosas de la masificación. Empiezan a caer los kilómetros casi sin darnos cuenta, casi siempre rondando los 5:00 min/km. 

Pasamos el Parque del Alamillo, y llegamos a Barqueta, km 10, ya queda menos... Los kilómetros siguen cayendo entre risas y buen rollo, siempre a 5:02 de media, y me sentía genial... Llegamos a la media maratón en 1:46, lo que había planeado y llegábamos en perfecto estado de revista. A partir del 24 empezaban a sentirse los kilómetros en el cuerpo, pero seguíamos bien, en todo momento acompañado por mi amigo Javi Sierra, pilar importante en mis últimos dos maratones.



Al llegar al campo de su Majestad, el Real Betis, subidón de adrenalina y a seguir corriendo, pero seguidamente pasaron algunas cosas que cambiaron el devenir de mi carrera... Javi tiene que desahogar la vejiga y lo tengo que dejar atrás, no estoy en esos momentos para bajar porque podría terminar petando yo. A partir de ahí, km 30, en solitario hasta el final. Se hizo duro. 

Aún así, llegaba al km 36 en 5:03 min/km, genial, me las prometía muy felices... A 25º ya de sol sobre la cabeza, empezaba a endurecerse la carrera de verdad... Grave error que cometí al no tomar sales en ningún puesto, sólo agua, ya que en mis anteriores maratones no me hizo falta y pensé que aquí tampoco, pero claro, en los anteriores hacía entre 10 y 15 grados menos... Imperdonable.

Llegaba a Barqueta, y llegaba al 38 en 5:05, y a partir de aquí, pongo el modo "llegarcomoseamiratroncoquenollegas" y en el 39 empiezo a sufrir como un perro, tanto que me tengo que poner a andar (nunca parar del todo) en el 40, y empiezo a dosificar mi dolor y sufrimiento, corriendo y andando como puedo, en un verdadero calvario y en una sangría de tiempo perdido que ya me empezaba a importar poco, el objetivo era llegar. 

¿Cómo se puede correr 40 kms y empezar a andar a 2 kms de la meta? Inexplicable aquí leyendo sentado, pero totalmente entendible por cualquier maratoniano. Lo sabes bien, ¿A qué sí? 


Y así, llegaba al tartán del estadio, con la fe inquebrantable de hacer toda la distancia corriendo para que no me vieran ni mi hija ni mi mujer sufrir, pues por ellas me debo y dedico tanto esfuerzo, e incluso ese beso y esa sonrisa cuando llego a meta. Son lo mejor de mi vida. Este maratón es dedicado a ellas, al 100%.

Llegué a meta en 3:43:40 de tiempo real (desde cruzar salida y meta), 12 segundos menos que el año pasado a pesar de todo, con sensaciones agridulces, pero contento por ser tri-maratoniano, nunca mejor dicho con los retos que se me avecinan... Jejejeje...

 A los colegas, hayan o no cumplido sus marcas, darles la enhorabuena, hay que ser muy duro y muy fuerte para plantearse siquiera estar en la salida. Siempre hay que pensar en positivo.

Y un especial saludo a mi mister, Nacho, su generosidad no tiene límites, y sin su ayuda, no habría mejorado ni un segundo mi marca.

Ahora, como el año pasado, unos días de descanso, que me están viniendo de perlas pues no he recuperado como otras veces (estoy pagando la deshidratación) y a seguir luchando para los retos que se avecinan, Ican Marbella y Ironman Salou. Queda mucho por sufrir, disfrutar, luchar y sentir, es un camino duro, durisimo, pero es el camino que he elegido yo, y eso, en los tiempos que corren, no es poco, queridos amigos.

Abrazos y besos para todos!

32 comentarios:

  1. Hola Ricardo!

    Muy buena actuación y buen relato! A no despreciar las sales en la próxima, con la temperatura que sea.

    Abrazos amiguete!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena crónica. Terminar ya es un logro. Que me he llevado dos días escocidos y no podía andar sin tener las piernas cerradas jaja, pero y la satifacción que te deja?. Mi primera maratón. Yo aún tengo que realizar mi crónica, espero que tambien te guste. Y te dejo una frase que será el encabezamiento de mi crónica: " Cuanto más sudes en la preparación, menos sangrarás en la batalla". Saludos! http://gambito-runaway.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. si es que el calor de sopeton hay muchos a los que nos sienta fatal.

    En cualquier caso, enhorabuena, que la marca no está nada mal, y acabaste.

    ResponderEliminar
  4. bueno al menos como dices volviste a bajas tu mmp.

    para la próxima ya sabes, geles en el 13-23-33 te vendrán bien para esos últimos kms.

    de todos modos, somos unos afortunados y campeones.

    me alegro de haber podido pasar un rato de nuevo contigo, tú mujer y la peque..por todo ello merece la pena ser maratoniano.

    el siguiente estoy libre, ya sabes te esperamos con los brazos abiertos.

    salu2

    ResponderEliminar
  5. He chocado con muchos muros pero lo raro es hacerlo tan al final. A esas alturas yo ni pienso pero me arrastro a siete sin pararme.

    ENHORABUENA!!

    ResponderEliminar
  6. Felicidades Ricardo! Lo del muro tiene que ser la leche, miedo me da cuando leo vuestras experiencias. Pero ahí está, tu maratón, sufriéndolo pero lográndolo por tercera vez.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas felicidades.

    Marcos Infantes.

    ResponderEliminar
  8. Buena maratón, Ricardo. La acabaste e hiciste MMP, si llegas a estar esos dos kilómetros al mismo nivel le hubieras dado una bajada de escándalo. Muchos dicen que este año ha sido más dura por el calor, así que más mérito todavía tiene el acabarla y la mejora.

    Pronto nos veremos sobre la bici, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. 12 segundos menos ya es rebajar marca, enhorabuena por ese triplete de maratones, Ricardo. Que tengas buena recuperación y a seguir el camino propuesto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por la carrera y por el tiempo Ricardo. Que mal que lo tuviste que pasar en esos dos kilómetros finales, para la proxima seguro que no te pasa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Casi puedo sentir tu agonía de los últimos km, los que hemos rodado largo sabemos que 100 metros se pueden hacer eternos.El dolor y el placer van de la mano en la vida de un corredor de fondo......hay veces que me he preguntado ¿ merece la pena? Después de tantos años aun me sigo calzando unas zapatillas y el día que por algún motivo deje de hacerlo , habré de reinventarme de nuevo.Me quedo con una frase..ES EL CAMINO QUE YO HE ELEGIDO....
    Que ese camino te lleve a a tus metas

    ResponderEliminar
  12. Mi enhorabuena por tu tercer Maratón de Sevilla, este año la temperatura parece que ha hecho estragos en muchos corredores.

    Marcelo Antonio Paez

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena Ricardo por tu tiempo en la carrera ,podeis presumir de maraton preciosa y bien organizada ,un lujo de maraton,saludos

    ResponderEliminar
  14. Segunda maraton juntos y de nuevo no podemos cumplir nuestro sueño de entrar juntos. ¿ A la tercera sera la vencida?. Felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Segunda maraton juntos y de nuevo no podemos cumplir nuestro sueño de entrar juntos. ¿ A la tercera sera la vencida?. Felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Segunda maraton juntos y de nuevo no podemos cumplir nuestro sueño de entrar juntos. ¿ A la tercera sera la vencida?. Felicidades y un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Buenas, acabo de llegar a tu blog y deseo darte la enhorabuena por tu maratón,yo no he conseguido mentalizarme para ello..por eso considero que ya es un triunfo estar en la salida y disputarlo.Veo que eres de Sevilla, suelo ir por alli pues viven mis hermanas..me encanta tu ciudad.Seguiré tus crónicas..un saludo

    ResponderEliminar
  18. Ricardo, estas pruebas son más importantes de lo que crees porque son de las que realmente se aprende compañero. La gloria te nubla la visión pero el sufrimiento te aclara la mente.
    Por otro lado...joder tío! pareces en la primera foto uno de los nuestros (Los Lentos) con la camiseta roja...esperaba algo más verde Camaleón. :D
    Un abrazo y a por el ICAN a romperlo todo.

    ResponderEliminar
  19. Ricardo, enhorabuena pro el tri.
    El muro está en cualquier esquina, el calor y no reponer sales es la explicación mas lógica para que te lo hayas encontrado tan tarde.

    ResponderEliminar
  20. Ricardo solo el que a pasado por esa situación sabe de lo que estas hablando, yo me llegado a parar en el km41 en una maratón de Barcelona!!! porque no podía ni andar... pero resistir es vencer, tu venciste y tu familia disfruto de lo lindo viéndote entrar en meta... después de estar todo el tiempo con un pellizco en el estomago, pues la familia tambien corre mientras nosotros luchamos como jabatos.
    Por mi parte Felicitarte y nos vemos pronto si dios quiere.
    Un abrazo del ABUELO RUNNER

    ResponderEliminar
  21. Enhorabuena y felicidades Ricardin, una maraton más para el bolsillo y una año mas de experiencia en la misma. Para el año que viene volvemos para mejorar esas mmp, omeeeeeeeeeee por supuesto jejejeje. Vamoos Vamooos go go go. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Felicidades Ricardo, que pena esos 2 últimos kilómetros, pero es lo que tiene esta prueba, a mí también me costó el final. Me hubiera gustado saludarte, habrá más ocasiones. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Enhorabuena, otra maraton mas. Y tenemos como una maldicion que nunca nos vemos en persona. A ver si termina pronto, je,je,je.

    ResponderEliminar
  24. Preciosa crónica! como bien dices, el balance al cruzar la meta siempre tiene que ser positivo, muchas felicidades. Ahora a recuperar bien y a por los próximos retos!

    ResponderEliminar
  25. Enhorabuena Ricardo, si sabré yo lo que es esa sensación de vacío, podría dar una conferencia ;-)

    De todos modos nueva MMP que teniendo en cuenta la temperatura tiene más mérito aún que las anteriores.

    ResponderEliminar
  26. Muchas felicidades. Sólo terminar esta carrera ya es un desafío, y no siempre se tiene el día bueno. Y a pesar de todo batiste marca.

    ResponderEliminar
  27. Ricardo, lo importantante es que sigamos aprendiendo y acumulando experiencia, así cada que hacemos una carrera, por comparación o sin ella, es para estar contentos. FELICIADADES CAMPEÓN.

    Lo importante, o puede serlo, es tener ilusión y capacidad de superación, pero sin muchas más pretensiones. Por cierto, entre hoy y mañana cumplo 43, es decir, ya tengo más años que kilómentros de una maratón... tendré que ir pensando en los 101 de Ronda! Es broma, eh! Un abrazo, Diego.

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena Ricardo, qué gusto ver que se van cumpliendo tus objetivos del año!. Fuerza!

    sds

    Carlos Suárez

    ResponderEliminar
  29. Tiempazo ricardo, es lo que has hecho y logrado a estas alturas con tus objetivos todavia intactos. No lo pienses y como dices, felicidad porque terminas y sigues bajando tiempos.

    Un abrazo y seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  30. Enhorabuena amigo!!! Coincido contigo en muchas de esas sensaciones. Me alegro que disfrutaras de todo lo que rodea a la maratón!!! Un saludo crack y nos vemos corriendo!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, opinión o cualquier cosa que quieras decir sobre STPYP o su autor, me interesa mucho saber de ti...