martes, 27 de septiembre de 2011

La vida sigue igual (¡¡Qué no es poco!!)


Hola amiguetes y seguidores de STPYP!!!!

Ya han pasado algunos días desde mi última entrada, pero no por ello dejo de entrenar, de disfrutar de este mundillo triatlético y de seguir llevando todo el peso laboral y profesional que todos llevamos en esta (estresante) vida moderna. También me está costando mucho trabajo poder seguir vuestras últimas entradas y corresponderos en los blogs amigos, pero es que cada vez tengo menos tiempos libre y tengo que priorizar tareas o mi vida puede llegar a ser un auténtico caos, por ello, os pido perdón, estoy seguro de que sabéis comprenderme y excusarme adecuadamente. Si a todo lo anterior le agregas una semanita casi sin entrenar por la gripe que siempre pillo cada mes de septiembre (estos virus míos son tan disciplinados!! jajaja) pues menos tiempo aún.

La verdad es que este mes de septiembre se me ha hecho largo, muy largo... Pero también es cierto de que ha habido grandes sesiones, sobre todo, como siempre cuando las comparto con grandes amigos como en la foto de cabecera, con mis compadres Migue y Fernando, que disfrutamos de un rutón por la zona de Sanlúcar, Jerez, Rota y Chipiona, que no conocía en bici, y que pudimos saborear palmo a palmo... Y encima terminamos en Bajo Guía, en esa maravilla de la naturaleza que hace puerta con Doñana.

Mola conocer nuevas carreteras, descubrir que el mundo es infinito, que nunca acabas de aprender, que siempre queda una curva al final del horizonte, que siempre queda un metro más que recorrer... Como la vida misma, hay que explorar, descubrir, aprender, conocer y disfrutar cada momento... Sí, como dice Punset, "Hay vida antes de la muerte", claro que sí.

...No son molinos, amigo Sancho, sino gigantes... 

Malditas cuestas... arf, arf, arf

Aparte de esto, seguimos regando el cuerpo y la mente con buenas y variadas sesiones de natación y carrera a pie, que no sólo es que no descuide, si no que son pieza clave en mi preparación, aunque obviamente son sesiones más solitarias y aburridas de contar. Esta semana, sin ir más lejos, haré la Carrera Nocturna Guadalquivir, que no pierdo por nada desde que corro, para mí, la mejor carrera que conozco para disfrutar y que año tras año viene siendo una fiesta, con final apoteósico en el Estadio de La Cartuja en Sevilla... Y el domingo, carrera a tope, para ver mis avances, en una carrera de 8.100 metros, la de la Guardia Civil de Montequinto por la festividad del Pilar, que ya llevo dos años seguidos haciendo y que me gusta mucho, donde iré con el claro objetivo de batir mis marcas anteriores... ¡Estoy deseando refrendar las buenas sensaciones! Mi entrenador me está dejando fino.

Otra cosa interesante de la semana, será la prueba de esfuerzo que haré en el CAR de La Cartuja mañana... Estos datos serán muy valiosos para mí, para planificar niveles y umbrales... Nunca he hecho una y tengo muchas ganas de ver que tal va todo ahí dentro... jajajaja.

En fin, muchas cosas, y como dice la canción... "La vida sigue igual... ". Pues que queréis que os diga, a mí no me parece poco con la que está cayendo... Así que, a topeeeeeeeeeeeeeeeeee...

Mucha suerte a los que vayan a la Titan este finde, en especial a los colegas Lay, Oscar, Lolo, Manuel Olmo, etcétera... Vosotros sí que sois unos máquinas de esto, os admiro.

Abrazos y besos, amiguetes!!

lunes, 12 de septiembre de 2011

Triatlón de Rota 2011 (4-SEP)


Hola amiguetes y seguidores de STPYP!!!!

Después de una durísima semana de gripe, en las que no he sido persona, y en la que no he tenido ganitas absolutamente de nada -¡5 días seguidos en los que ni he entrenado!-, os traigo la crónica del triatlón de Rota, que se disputó el pasado domingo día 4 de septiembre, en las espectaculares playas de Punta Candor (Rota), que os aconsejo que no os perdáis y que visitéis al menos una vez.

Bueno, con esa foto de entrada, ya os imaginaréis lo contento que acabé, entrando en meta con mi peque en brazos y un -en mi modesto nivel, como siempre digo- excelente resultado... Pero mejor, os detallo por partes, como siempre hago en los triatlones.

1.- Prolegómenos.

El día antes, recogida de dorsal y chip, todo muy bien organizado. De paso, estuve inspeccionando el recorrido en bici, y como además, tenía que hacer 40 minutitos suaves, pues lo hice entero. Empecé a ver a colegas de club, y más buena gente, como a Lolo Velázquez o a David Matraca, entre otros.  La verdad es que el circuito tenía mucha guasa, con muchas rotondas, adoquines, etc... No me gustó ni un pelo, además con pocas rectas, no me hizo sentirme agusto... Para colmo, un nota con bici con cestita por poco me tira...Brrrrr... En fin! Sin más novedad, de vuelta al cuartel base de Sanlúcar y a dejarlo todo listo para el día siguiente.

Toque de despertador tempranito, desayuno de cereales, y al coche, viaje corto desde Sanlúcar a Rota y a dejarlo todo en boxes con tranquilidad... Más saludos a más colegas de Dos Hermanas, a David, a Oscar, a Charli, a Íñigo, etc... Manías varias, y dejo a la familia desayunando placidamente, mientras me voy a calentar al agua un poco.

2. Natación.

Me las prometía muy felices en este segmento antes de empezar pero la verdad es que aunque se nota que he mejorado mucho, los mismos errores de orientación en aguas abiertas de siempre, me terminan lastrando mis parciales de natación, lo que me pone auténticamente de los nervios, ya que sé que soy capaz de dar mucho más de lo que termino dando.
También hay que contar que el mar tuvo su miga esa mañana, aunque no estaba muy picada, venía bajando la marea y traía muchas corrientes, que dificultaban deslizarte correctamente, resultaba engorroso.
Con un cuarto de hora de retraso, se dio la salida. Yo, intenté no entrar en muchas guerras, y por mi parte, fue bastante limpia, a pesar de ser una salida masiva de 300 personas... Apenas sin golpes ni encontronazos, iba encontrando mi hueco como podía. Llegué a la primera bolla en un periquete y alcancé la segunda, metido dentro de un buen grupito en el que se iban respetando las distancias y se nadaba a bloque... Pero ahí empezaron mis problemas. La corriente iba sacando hacia afuera, lo que empezó a diseminar el grupo, con tan mala suerte de seguir los pies equivocados, ya que seguí a un participante que se desvió muchísimo y cuando levanté la cabeza, tenía que recuperar como mínimo 100 metros para volver a la dirección correcta... La historia se repetía de nuevo, otra vez a nadar contracorriente, en todos los aspectos. Salí del agua en 16:50 según mi reloj, lo que no está nada mal, para 750 mts bien medidos. Después venía un tramo larguísimo de playa y asfalto hasta llegar a boxes, de al menos 500 metros, que se hacían eternos, para salir con la bici en 21:18... Lo dicho, una eternidad desde que salí del agua.

3.- Ciclismo

Lo que tiene salir del agua tan "atras" (jo, me hubiera dado con un canto en los dientes hace un año, pero ahora quiero más!), es que coger un grupo bueno en bici cuesta horrores... Y bueno, esa fue la historia de mi sector en bici, a la búsqueda de la rueda buena... Tanto busqué, tanto busqué, que al final, miro para atrás y llevaba cuatro lapas a mi espalda todo el rato... ¡Me está bien empleado! Jajajaja... Total, que puse todo el desgaste y sólo al final, me echaron un pequeño cable, que al menos, agradecí, eso sí... Recordatorio para otros triatlones con drafting: Mirar para adelante, pero también para atrás!!! Jajajaja... El circuito se pasó muy rápido, a pesar de ver varias caídas y de tener tela pero tela de miedo en el cuerpo cada vez que llegábamos a un giro, no lo puedo evitar, no soy valiente con la flaca... Pero bueno, ese instinto tampoco es malo del todo, al menos también es complicado que me caiga.
El circuito tenía unos 19 kms... He hice un tiempo de 34:10... Puffff, volvemos a lo mismo, sé que lo puedo hacer mejor, pero tampoco está mal. Estoy contento, pero tengo que arriesgar más en bici.

4. Carrera a pie

Este es el sector que me deja más satisfecho, sin duda... Como siempre, por otro lado... Pero es que hice los 4'5 kms (bien medidos según GPS de un colega) en 18:03!! A 4 min/km!! La mejora es abismal... En julio, hice mi mejor marca en 5k, en 4:15 el km!! Y ahora, después de toda la tralla, en sólo 500 metros menos, la rebaja es sustancial... Esto hizo que me dejara un gran sabor de boca todo el tri, y me hizo conseguir un gran tiempo para mí, terminándolo en 1:13... Estoy muuuuuuy contento, la verdad.Y es que me sentí tan bien corriendo, iba disfrutando, me sentía genial, no me molestaba absolutamente nada y corría siempre al tope de mis posibilidades para esa distancia... Adelanté a muchísima gente, y yo creo que incluso unos metros más me hubieran venido de lujo para poder adelantar a más... Esta claro que para un motor diesel como el mío, lo bueno es que las distancias sean lo más largas posibles y que, evidentemente, a medida que voy entrando en calor, mi rendimiento va mejorando.



Pero lo mejor de todo, qué queréis que os diga, fue entrar con mi peque, que me esperaba a unos metros de la meta. La cogí en brazos, con toda la gente animando y jaleando, ver su carilla entre emocionada y asustada, que me miraba con orgullo, la sensación de entrar en la meta abrazado a ella... Todo eso sumado a su inocente pregunta "Papi, ¿has ganado?"... ¡Pues claro que sí! No hay un trofeo en el mundo que se pueda igualar a estar con mi hija, no cambio mi mediocre puesto por entrar el primero en solitario, lo tengo clarísimo. ¿O no? ;)

5.- La última transición... :)

¿Última transición? Pues claro que sí, la mejor, la de saludar y compartir rato con colegas... Y sabiendo quien era el anfitrión, mi amigo, el gran David Matraca, pues ya no hay más que decir... Estuvimos comiendo con las respectivas familias, así como con el amiguete Pepín del Activa Triatlón Xerez, pasándolo de lujo, compartiendo un rato estupendo, que hace que tanto esfuerzo merezca la pena... Una vez más, agradecerle a David su hospitalidad y generosidad, es un crack sin paliativos, pero vamos, que se la tengo que devolver en mi territorio este año, por descontado.

En fin, amiguetes, que fue una pasada participar, pero con esto, mi año triatlético se cierra... Ahora viene una larga temporada de entrenamientos, carreras a pie, etc... Y sobre todo, de pensar en mis grandes objetivos 2012 ¿Qué cuales son? Piano, piano, tiempo al tiempo que ya lo verás... ;)

Abrazos y besos para todos!!