domingo, 27 de febrero de 2011

Objetivo: Medio Ironman Lisboa 2011 (Semana 1)


Hola amiguetes, visitantes y seguidores de STPYP!!

Primera semana (de diez) del plan específico para el Half Ironman de Lisboa, del próximo 30 de abril, que supero de buena manera. Semanita dura, variada y al final, con resultado excelente, que me hace encarar con optimismo las siguientes.

Antes de nada, espero que os vayan gustando las imágenes motivadoras que iré poniendo cada semana, a fin de ilustrar los post. La idea se basa en estas que vi, y que me gustaron muchísimo. Seguro que os van a traer muchas cosas a la cabeza a medidad que las vayais viendo.

Volviendo a los entrenos, deciros que han sido siete sesiones de entrenamiento (una de bici + carrera), y que hasta hoy, no me he sentido realmente cansado físicamente. Lo he llevado bien, y sin sobrecargarme demasiado. Es para estar muy contento.

Paso a resumiros la semana (como me recuerda esto a las semanas maratonianas):

Lunes: Descanso total.
Martes: Salida en bici de carretera de 64 kms (con 45 minutos acoplado, progresivos), a ritmo medio, por terreno llano + 1 hora de natación con monitor.
Miércoles: 1:15:04 - 14'0 Km  (45' suave + 10' fuerte (4:25) + 20' suave) + estiramientos.
Jueves: 1 hora de natación con monitor.
Viernes: 34:00 - 6'2 Km + 60' PESAS (pier-bra-tro-abd).
Sábado: Salida en bici de carretera en grupo (65 km), a ritmo medio y con mucha cadencia, por terreno llano.
Domingo: Salida en bici en grupo (89 Km) + Rodaje corriendo(56:20 -  10'2 Km) (20' fácil+20' al 75% + 20' fácil) + estiramientos.

Lo mejor de la semana, sin duda, el entrenamiento de hoy, muy duro, pero excelente para disfrutar. Primero por salir con colegas en la flaca, y segundo por las sensaciones buénisimas que he tenido corriendo, yendo al ritmo de maratón, sin grandes problemas, como si llevara el ritmo metido en las piernas. Lo único malo del día, ha sido que he sufrido el segundo pinchazo de la semana en la rueda trasera, lo que me ha desesperado bastante. Durante todo el trayecto, hidratándome correctamente, comiendo y empezando a hacer pruebas de geles y barritas para el día H.

Tampoco han estado mal las sesiones de agua semanales, haciendo series variadas, de fuerza, de velocidad, de reacción, y el martes, haciendo fondo, todo con grandes progresos a croll, y mejorando posición y técnica. Me tiene enganchadísimo la natación.

Pero vamos, que todo ha ido como debía, y a salir de boca, aunque eso sí, me quedan algunas semanas para alcanzar mi mejor nivel con la bici, algo que tendré que conseguir con sudor y mucho esfuerzo, aquí no se regala nada.

Esta semana que entra, pues será muy parecida a esta, aunque no exactamente igual... Básicamente, seguiremos luchando contra los elementos encima de la bici, que es ahora mi prioridad principal.

En fin, amiguetes, que esto acaba de arrancar... Un abrazo para todos, en unos días, más.

domingo, 20 de febrero de 2011

Triathlete mode ON... Road to Lisbon



Hola amigos y seguidores de STPYP!!

Sí, amiguetes, es hora de sacar los acoples, desempolvar el neopreno, empezar a hacer horas y horas de bici... Se acabó la maratón y se empieza a ver ya como algo lejano y de buen recuerdo. Ahora toca afrontar la segunda parte de esta "temporada de objetivos", que me había propuesto, con el 50% del deber cumplido para este 2011 y con la ilusión de hacer un buen papel en Lisboa para mi nivel, en el Triatlón internacional, con distancias de 1'9-90-21.

Por delante, tendremos 10 semanas de entrenamientos bastante más específicos de triatlón que hasta ahora, aunque no haya descuidado ni la natación ni la flaquita durante estos últimos meses, pero ahora será distinto. El objetivo a la vista y con fechas medibles y contables, hacen que empiece a ordenar un poco más los entrenamientos en las tres disciplinas, sin ser tan flexible como venía siendo cuando el objetivo era la maratón. La principal diferencia será el volumen de bici y el empezar poco a poco a introducir transiciones cada semana, reduciendo evidentemente, el tiempo de las tiradas largas a pie y metiendo un poco más de fondo nadando, incluso en aguas abiertas para familiarizarme con el neopreno.

¿El plan? Bueno, esta vez será mi plan, un revoltillo de varios que he visto y que ajustaré a mis horarios, condiciones físicas, familia, etc... En definitiva, un plan condicionado a lo que soy, un deportista aficionado que por encima de todo, busca divertirse pero sin descuidar el reto y con ganas de hacerlo lo mejor posible.

Por cierto, iré poniendo como cabeceras a partir de ahora, una serie de imágenes motivadoras, basadas en estas que he visto, que espero que os gusten. Algunos, los que me tenéis agregado en el perfil de Facebook, ya habéis visto unas cuantas como primicia... ¡¡Todo suma!!

Con respecto a la semana que pasó, pues hasta el miércoles, de descanso total tras la maratón, aunque las sensaciones desde el primer día han sido buenísimas, y no he tenido apenas agujetas, sobrecargas ni dolores en las piernas. No me han fallado y con unos días de descanso, ha sido suficiente para encontrarme genial. A partir del jueves, he metido descanso activo, con un día de natación, otro de running y dos de bici, todo muy suave en cantidad y calidad, que ya habrá tiempo de machacarse a conciencia. Ciertamente, he estado relajándome y me ha venido bien, el cuerpo lo pedía, pero ya empieza a pedir guerra de nuevo, y se lo voy a dar, claro que sí.

Así que nada, señoras y señores, pistoletazo de subida, abrochense los cinturones, que empieza un viaje de 10 semanas a la meta del Medio Ironman de Lisboa... No se lo vayan a perder!! ;)

El Ricardo en modo triatleta se pone en marcha, camino a Lisboa...

Un abrazo para todos!!

martes, 15 de febrero de 2011

XXVII Maraton Ciudad de Sevilla: ¡Reto conseguido!


Hola a todos los amiguetes, fans y seguidores de STPYP!!

Objetivo conseguido, de nuevo llegando a meta sin parar ni andar, bajando en más de 7 minutos mi marca anterior, con grandes sensaciones y, lo mejor de todo, a día de hoy, prácticamente recuperado muscularmente, andando sin problemas y sin dolores apenas, sólo unas leves agujetas como con otro entrenamiento de larga distancia... Y eso último, sin duda es para mí, lo más importante, pues como sabéis, no podía permitirme una o dos semanas en blanco, ante el gran objetivo de abril en Lisboa.... Resumiendo... ¡¡MMP en Maratón, 3:43:51!!

El fin de semana maratoniano empezaba para mí el viernes, haciendo el último entrenamiento, algo muy suave, por un parque de Dos Hermanas. Llevaba toda la semana, descansando al máximo, cuidando la alimentación y haciendo los últimos deberes como debía. Recogí a mi compi Javi, que venía de Barcelona, cenita en una pizzería y para casa, que había que descansar.

Al día siguiente, había que recoger dorsales, saludar a los amiguetes de la familia bloggera y luego ir a la "Comida de hidratos" que da la organización. Ambientazo de lujo en el estadio, y empezaba a saludar a cracks famosos y otros no tanto, pero, para mí, los más importantes:

Buena cuadrilla pa'alicatá el cuarto baño... jajajaja... Carlos, Diego de Trajano, Lay, Traga, Caletero y un servidor...

Aquí, con el grandísimo Marcel Zamora, múltiple ganador del Ironman de Niza, entre otros logros... 
Un gran tipo, campechano y accesible... Me hizo mucha ilusión conocerlo.

Otro fenómeno, el amiguete Kiko... Un gran fatiga del deporte, no se pierde una...jejeje...

Con el incobustible Paco Portero, un gran tipo con el que compartí buena charla con sus amiguetes
y su mujer, Rosa... Buena gente, a las que espero poder volver a saludar muy pronto.

De coña con estos fenómenos...

Joé que tío más grande el Mario Pestano!! Junto a él y a Luis Alberto Marco, a ver si se me pegaba algo... jajaja...

Aquí con el gran atleta Matraca Roteño, Jan (qué buen tío, encantador), el gran José Moratinos y algunos más...

Ese Papá Campeón!!! Máquinaaaaaaaaaa :)

Después de estos grandes ratos que pasamos con tanta gente, y con mi mujer e hija, nos fuimos a casa a velar armas, para el gran día.

Desayuno tempranito y termino de organizar todo, para llegar con buena hora al estadio... Visitas varias al Sr. Roca, de rigor, nervios de última hora y preparaciones varias, lo de siempre... Cantidad de atletas impresionante, organización perfecta, y casi sin darnos cuenta, que dan el pistoletazo de salida.



La salida es lenta, tardando dos minutillos en cruzar por el arco, momento en el que le doy a mi Garmin y empieza la carrera de verdad, aunque sea un decir, pues hasta salir del estadio, seguimos prácticamente andando, una pasada. Primer kilómetro en 6:10, tocaba recuperar. Hasta el km 8, no cogemos velocidad de crucero, momento en el cual desahogo menores necesidades por única vez en carrera (nada que ver con el año anterior que por el frío, tuve que parar a hacer necesidades hasta en 5 ocasiones), esta vez, con el sudor, eliminaba el agua con facilidad, la temperatura resultaba excelente para correr. Montamos una buenísima grupeta con los Partepiedras Javi -er pupilo, vaya crack que está hecho-, Migue y Julio.

Foto preciosa, pasando la Barqueta


Llegamos al km 15 casi sin darnos cuenta, ese era el plan, no desgastarnos demasiado.

Van pasando los kms y seguimos frescos...

El ritmo medio (siempre según mi Garmin) era de 5:10 y se mantenía estable, a pesar de los cambios de ritmo leves a los que me veía sometido en algunos tramos y que intentaba remediar advirtiendo a los compis de carrera. Llegamos a la media maratón en un tiempo real de 1:50 y todo según los planes previstos. En el km 23, me doy cuenta de que a pesar de todo, tocaría sufrir un poco, y empiezo a concentrarme algo más en la carrera, olvidándome de cosas superfluas y dándo lo que tenía que dar... El ritmo bajaba un pelín, pero muy poco.


Paso por la media maratón, aún con buenas caras

Tras pasar el estadio de mi "Beti Güeno", enfilamos el km 30 en la larguísima avenida de La Palmera, y paso un pequeño bache de pensamientos negativos que endurecen mi carrera. Al poco, mi compi Javi que se empieza a marchar hacia delante y Julio y Migue se van quedando hasta que me quedo solo, con 12 largos kilómetros por delante. Más concentración, más momentos duros psicológicamente y más agradecimientos a los amiguetes que animaban por el camino.


Los kilómentros 36, 37 y 38, durísimos, se hicieron muy largos, aunque sigo sin ver el muro, buen indicativo de que estoy haciendo las cosas como debo. Al igual que el año pasado, fueron kilómetros de hastío mental más que de cansancio físico, las piernas respondían, pero realmente, estaba hasta las narices de correr... Jajaja...

Al llegar al 40, la montaña rusa empieza a bajar, empiezas a ver el estadio y sólo con ilusión, llegas en volandas hasta el final, que es lo más bonito de todo.

Km 40, ya costaba trabajo hasta sonreir. Los cuadriceps empezaban a decir "basta".


Vuelta de honor a las pistas, muy rápido, llorando, pensando en tantos entrenamientos, en tantas noches frías entrenando, en todos vosotros, en toda mi familia y todos los que dejamos atrás... Especialmente emotivo fue acordarme de mi gran amigo Mohtadi, que se ha ido a vivir a Australia, y que hizo la maratón pasada conmigo... ¡Suerte hermano!

Cerrando los ojos, disfrutando de mi momento, me encanta esta foto
Aquí parezco el ganador, cruzando la meta con la cinta... 
Foto espectacular, gracias a mi amigo Trianon de Los Jartibles

Pero, con vuestro permiso, amiguetes, esta vez, esta carrera quiero dedicársela a las dos personas más importantes de mi vida: Mi mujer y mi hija, que allí estaban para verme entrar en meta y que se merecen todo lo que pueda darles y mucho más. Mi hija es mi todo... Pero sin mi mujer, sería imposible que pudiera entrenar o hacer todo esto, ella es mi gran punto de apoyo y lo que me motiva para seguir luchando, la que más anima cuando caigo y la que me ayuda a levantarme cuando lo necesito... ¡Eres la mejor! ¡Te quiero!

Y justo aquí, comienza la preparación para el Medio Ironman de Lisboa, del próximo 30 de abril:


Terminaba la Maratón de Sevilla, mi segunda maratón, y empezaba un nuevo reto, aunque eso sí, será tras unos merecidos días de descanso.

Como curiosidad, he hecho en estas 17 semanas de preparación:
- 705'5 kms a pie (41'5 kms semanales de media).
- 945'6 kms en bici de carretera (55'6 kms semanales de media).
- 42'5 kms nadando (2'5 kms semanales de media).

Como veis, con muy pocos kms a pie, se puede preparar un maratón, mejorando la marca, sin parar en carrera, sin lesiones en toda la preparación, con muy poco desgaste muscular, y recuperando espectacularmente. Creo y seguiré creyendo en el entrenamiento cruzado mientras no se demuestre lo contrario, estando totalmente convencido de que dos horas de bici son mejores que una hora de carrera a pie, si vas haciendo adecuadamente la tirada larga de los domingos, las sesiones de pesas y las sesiones de calidad. Estoy contentísimo, y además, no parto desde cero para preparar el próximo reto ¿Se puede pedir más?

Gracias a todos, señores, que no os quepa duda, que sin vuestro apoyo, esto no sería posible.

Mención especialísima, para mi compi de estos últimos meses, Javi Sierra, que me ha apoyado, aguantado y soportado estoicamente tantas veces... Me alegro de que haya batido todos sus records, es impresionante, con los horarios que tiene. Es mi ídolo.

Lisboa me espera... La semana que viene empieza un nuevo ciclo!!

Abrazos para todos.

domingo, 6 de febrero de 2011

Objetivo: Maratón Sevilla 2011 (Semana 16 - Penúltima)


Hola amiguetes y seguidores de STPYP!!!

Señores!!! Qué esto se va acabando!!! Qué llega su majestad, la reína de las pruebas atléticas, la épica por excelencia, lo que más nos gusta a los fatigas del entrenamiento, a los "jartibles" de verdad... ¡Qué llega la maratón! ¡Viva Sevilla y viva su Maratón! :)

Pues han pasado volando estas semanas, al menos a mí me lo ha parecido... Y es que preparar un maratón es como un largo y duro viaje al interior de ti mismo, pasando por momentos dulces, agradables, amargos, tristes... Y te sientes fuerte por momentos, e impotente en otros, como una amalgama de sentimientos encontrados, que te termina haciendo más grande, y que se culmina con esos 42 kilómetros y pico, tan míticos, que a todos los que corremos nos detiene la atención y nos traslada a lo más cerca que podremos estar de las inmortales y rutilantes estrellas del atletismo de todos los tiempos, desde Filípides a Gebre, pasando por Zatopek y cada uno de los que nos sirven de inspiración. Al final, lo más importante es pasarlo tan bien como lo he pasado, que de eso se trata.

Pero volvamos a la semana de entrenamiento, que es de lo que se trata en este blog... Nada que ver con la semana horribilis que pasé el año pasado, y mucho me temo, que la opción de no hacer el test del 2X6000, tiene mucho que ver. Este año,  he pasado de hacerlo, pues no tenía sentido para mí, ya que no iré a arriesgar, y en el que la marca, siempre que baje de mi tiempo del año pasado, me importa un pimiento, pues para mí, lo verdaderamente importante será poder entrenar sin molestias algunos días después, ya que el objetivo de Lisboa, va para adelante, y no puedo machacarme tanto como para perder una preciosa semana, de las pocas que me quedarán para el 30 de abril.

Paso a resumiros, como siempre, la semana:

Lunes: Descanso total.
Martes: Salida en bici de carretera de 50 kms, a ritmo medio, por terreno llano + 1 hora de natación con monitor.
Miércoles: 1:18:57 - 14'72 Km  (25' + 2X4000 + 15' rec: 90'') (18:45-17:12) + estiramientos.
Jueves: 1 hora de natación con monitor.
Viernes: Salida en bici de carretera de 40 kms, a ritmo medio, por terreno llano.
Sábado: Descanso total.
Domingo: Rodaje largo progresivo suave 1:30:05 - 17'0 kms + 6 Rectas 50 mts + abdominales y  estiramientos.

Las series de la semana, fueron duras, para qué mentir, pero no llegaron al nivel del 2X6000, eso está claro... La cuestión era hacer el último machaque, a 10 días del maratón, y a fe que lo fue... La segunda serie a 4:18, no está nada mal.

De nuevo, las sesiones de bici, me siguen mejorando el fondo, sin hacer grandes alardes, sólo rodando, buscando la mejora cardiovascular, sin machacarme muscularmente... ¿Y qué decir de la natación? Pues más de lo mismo, mejorar, sin machaque, y de paso, adelantar deberes para Lisboa.

El rodaje largo de hoy, pues viendo lo que hacía las semanas anteriores, me ha parecido un juego de niños, fácil, y disfrutando, con mi música, relajado pero terminando fuerte, sin pulsómetro, sin presión... Una sesión para disfrutar.

En fin, que pasaron los rollos gripales y de bajón físico... Y me siento muy fuerte. Sin duda, el empezar a tomarme el complejo vitamínico que me estoy tomando, me ha mejorado el ánimo y las fuerzas, y he cambiado como la noche al día. Quizás, debería de haberlo empezado a tomar antes.

Esta semana, pues toca descanso, dormir lo que se pueda, relajarse, sacar la presión, y sobre todo, hablar lo menos posible de maratón... Sólo haré carrera a pie, y un poco de natación para relajar... Un día 60 minutos, otro día 5X1000 suaves, y el último, otros 40 minutitos... Poco más, así que la próxima entrada será post carrera, en el que espero traeros buenas noticias, sé que os alegraréis por mí todos... Vuestro apoyo es vital para mi éxito, sois parte importante de mi motivación. Lo daré todo, como siempre, y cada metro que recorra será por cada uno de los que me habéis ayudado.

Señoras, señores, la suerte esta echada... ¡Qué salgan los gladiadores a las calles de la vieja Hispalis! ¡Qué callen las trompetas! ¡Qué se paren el resto de disciplinas deportivas! ¡Empieza el maratón!